A veces escribo para distraerme, otras veces sólo para concentrarme en escribir. Normalmente me duele empezar y cuando lo consigo no hay como detenerme. En sí soy adicta a escribir. La literatura para mí es un frenesí, sin ella sufro más de lo que sufro por ella. Porque todo lo que realmente amas, duele. Por eso me dueles tú. Porque te amo.

sábado, 25 de agosto de 2012

"El amor no se improvisa" - Acción Poética

Tal vez sí nos equivocamos. Quizá nunca debimos partir. Sólo sé que no puedo mentirle, lo quiero y yo sé que lo sabe pero no estaríamos bien si fingiéramos que realmente valdría la pena. Porque era una pena estar a su lado. ES una pena estar a su lado.

Tal vez sí nos equivocamos sólo con pensar que funcionaría una relación más fuerte que nuestra amistad. Al final, creo yo, terminamos perdiéndolo todo por apresurarnos para no dejar que el tiempo se nos fuera. Ahora ya no lo siento como un amigo y sí me duele. Seguramente es el orgullo. Mi orgullo.

Tal vez yo me equivoco al enojarme porque no me busque si yo no lo busco primero. Tampoco espero ser el centro de atención en su vida, pero si es verdad que nuestra amistad aún vive, lo mínimo que pido es que me trate tal cual trata a sus amigos, y no que me haga menos.

Tal vez la mayor equivocación no es que yo ya empecé a tratarlo como él a mí, sino que a él parece no importarle. Y si le pedí que nos volviéramos a ver no es porque yo quiera recuperarlo sino todo lo contrario. Si le pedí que saliéramos fue, nada más, para despedirme, para dejarlo ir. Ni siquiera tengo ganas de convivir, ni con él ni con nadie. Quiero estar sola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada