A veces escribo para distraerme, otras veces sólo para concentrarme en escribir. Normalmente me duele empezar y cuando lo consigo no hay como detenerme. En sí soy adicta a escribir. La literatura para mí es un frenesí, sin ella sufro más de lo que sufro por ella. Porque todo lo que realmente amas, duele. Por eso me dueles tú. Porque te amo.

sábado, 22 de septiembre de 2012

Mustaine

Marzo, 2011

Me pides que te de explicaciones de algo al que le he buscado mil razones. Tal vez me gustabas por tu pasión por la música. Tal vez por tu obsesión con la ortografía. Tal vez porque me hacías reír. Tal vez porque no podía tenerte. Y todas esas cosas todavía las tienes y por eso dudo de si era eso por lo que te quería, porque ya no me gustas. Sigues siendo el mismo de antes y ya no te quiero.

Y mientras le decía todo eso pensé, estoy mintiendo, estoy mintiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada